navidad responsable
Llega la Navidad más responsable
22 diciembre, 2016
comunicación empresarial
Diálogo, reputación y transparencia para una comunicación empresarial de éxito
9 febrero, 2017

Hay un dicho muy recurrente según el cual lo importante es que hablen de ti, ya sea bien o mal. Hay que poner en duda esta afirmación, puesto que si al buscar una publicidad atractiva traspasamos las líneas rojas de la ética, ésta puede convertirse en publicidad irresponsable. Entonces, estaremos poniendo en riesgo nuestra reputación.

Sin ir más lejos, estas navidades Netflix puso un enorme cartel publicitario en la madrileña Plaza del Sol con la imagen del protagonista de su serie ‘Narcos’ que interpreta a Pablo Escobar junto al eslogan ‘Oh Blanca Navidad’.

El mismísimo Gobierno de Colombia pidió a la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, que retirara la valla publicitaria para evitar el “daño” que provoca en la imagen de Colombia. Aunque no parezca de entrada explícitamente ofensiva, la banalización del narcotráfico sí que puede herir la sensibilidad de las miles de personas y familias afectadas por el drama de la droga.

Otro ejemplo más evidente de publicidad irresponsable fue un tweet de la marca de gafas de sol Hawkers justo tras conocerse la victoria de Trump: “Mexicanos, pónganse estos lentes para que no se les noten los ojos hinchados mañana en la construcción del muro”.

Sin duda, una broma de muy mal gusto, sabiendo el drama que supone el tema de la inmigración en el mundo. Para más inri, el piloto mexicano Sergio Pérez era la imagen de la marca. No es de extrañar que tardara pocas horas en romper su contrato.

Y es que no todo vale para llamar la atención. A veces en la búsqueda de la transgresión perdemos la perspectiva de lo que es ético.

Otro ejemplo: la cadena de restauración La Burguesa se vio obligada a retirar su campaña publicitaria en la que mostraban el dibujo de una mujer desnuda cuarteada en partes como si fuese una ternera, con los nombres de las respectivas zonas de corte. El Ayuntamiento de Barcelona la denunció porque consideraba que resultaba sexista y denigrante para las mujeres.

Desgraciadamente, podemos encontrar múltiples ejemplos de anuncios donde se fomenta la imagen de la mujer objeto. También podemos decir lo mismo de las azafatas del ciclismo, la fórmula uno, determinados videoclips o las cheerleaders. ¿Por qué no pueden salir chicas y chicos? ¿Por qué se ensalza únicamente el físico? Lo dicho, no todo vale.

 

Comparte
Iván Sánchez
Iván Sánchez
Periodista en Corresponsables, los medios especializados en Responsabilidad Social Empresarial (RSE) y Sostenibilidad. Con más de 16 años de experiencia en prensa escrita. Especializado en periodismo económico y de empresa. Experto en RSE. Con bagaje también en periodismo gastronómico y de viajes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.