Cómo aplicar el efecto de un gif a tu RSE

compartir_momentos_
La campaña #compartirmomentos de Janssen y Cesida celebra una nueva edición contra el VIH
26 marzo, 2018
comunicacion_corporativa_adecco
Diversidad e inclusión en la estrategia de comunicación corporativa
28 marzo, 2018

Mònica Moro, responsable de Comunicación, RSC y e-business de Menarini

Hubo un momento en el que no tuvimos claro si los gifs iban a salir adelante. Sí, eran graciosos, pero no se podían reproducir en casi ninguna red social. Ahora, tras su entrada en WhatsApp, Twitter y Facebook, se han vuelto imparables. Son expresivos, ligeros, fáciles de compartir, transmiten emociones y son dinámicos.

O no, no son dinámicos. No se mueven. Son una sucesión de fotografías que, por la proximidad de sus elementos, nos “engañan” y aparentan movimiento. El efecto “rellenador” de espacios lo lleva a cabo nuestro cerebro. En concreto, lo que ocurre ante un fenómeno de estas características es que, para nuestra mente, 1+1 no son 2: el todo no es la suma de las partes, sino que éstas se “contagian” y construyen algo nuevo.

Este año, en Menarini hemos acogido una exposición fotográfica de piezas realizadas por integrantes del Taller Sant Isidre. Este proyecto es un centro socio-ocupacional dirigido a personas sin hogar o en riesgo de exclusión social, que busca recuperar sus hábitos sociolaborales mediante actividades sociales y formativas. Las personas participantes son un colectivo que sufre dificultades para lograr su inserción, ya que presentan varios factores que los alejan del mercado de trabajo, como una edad elevada, un estado de salud deficitario, poca trayectoria laboral, inestabilidad en los trabajos previos, antecedentes de consumo de drogas y/o la falta de permiso de trabajo. Estas situaciones de precariedad laboral acaban influyendo en otras áreas de la vida de estas personas, como son su entorno familiar y social, y su autoestima.

La exposición, conmovedora, superó todas nuestras expectativas. Artistas  generosos, encuadres novedosos, rincones imprevisibles… Resulta que el barrio que comparto con Javi (en la imagen, el primero por la derecha de la fila inferior), no es el mismo para él que para mí. Personas cuyas vidas se han moldeado en los bancos, parques, y calles de Badalona, nos lo han re-presentado. Y esto, a todos los que hemos tenido la suerte disfrutar de la exposición, nos ha sacudido profundamente.

El personal de Menarini se ha implicado para llevar a cabo esta acción, que se integra dentro de la colaboración continua de la empresa con Sant Isidre. En nuestra compañía creemos en las relaciones a largo plazo en materia de RSE, y en impactar en nuestro entorno más cercano como vía para llevar a cabo cambios en el ámbito social. Por ello, tratamos de desarrollar acciones que impliquen cercanía y “piel”, que acerquen físicamente realidades; nos gustan los proyectos que sirven de puente entre realidades, acercándolas hasta conocerse personalmente.

En RSE se pueden desarrollar muy diversas estrategias. Nosotros sabemos de primera mano que cuando tu compañía desarrolla acciones puente de conexión in-out, las cosas funcionan. El efecto cerebral de “relleno por cercanía” se inicia, compañía y responsabilidad se hacen una y el resultado es el esperado: la acción impacta sobre las conciencias de las personas productoras y receptoras, modificando en consecuencia sus situaciones y actos. La dinámica funciona.

 

*Artículo publicado en el Monográfico de Comunicación Responsable de Corresponsables.

Comparte
ObservaRSE
ObservaRSE
Administrador del sitio sobre el Observatorio de Comunicación Corresponsable

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.