ODS8. “La RSC y la sostenibilidad deben entenderse como la gestión de indicadores dentro de las organizaciones”

amazon
“Nuestro principal reto responsable es seguir avanzando allí donde nuestra labor puede aportar más valor e impacto real”
18 mayo, 2021
Inés García Paine
ODS8.”La pandemia nos ha demostrado que los fondos que más rentabilidad han generado son los sostenibles”
28 mayo, 2021

Miguel Ángel Moyano, director general de Soandex, charla con Corresponsables sobre su trayectoria en el mundo de la responsabilidad social y la sostenibilidad, así como sobre la situación de la RSC en España en la actualidad y las acciones de su empresa en este ámbito

¿Puedes explicarnos cómo llegaste al mundo de la responsabilidad social, que recuerdas aquellos inicios, como estaba la responsabilidad en nuestro país y en vuestra organización?

Yo llego al mundo de la responsabilidad social en el 2007. En aquel momento yo estaba buscando un área de conocimiento para hacer una tesis doctoral y, como sociólogo y dentro del mundo de la empresa, me encontré con este ámbito de la responsabilidad social y la sostenibilidad, y me interesó. Inicié este camino por la vía académica más que por la vía de la empresa y luego posteriormente fui avanzando.

En aquel momento había bastante confusión y sigue habiendo un poco sobre qué era responsabilidad social, se confundía mucho con la acción social, con la filantropía y con todo ese tipo de disciplinas que están dentro de ese mismo ámbito. Y también había una cierta tendencia a introducir ideología y política dentro de esta disciplina y eso lo complica un poquito.

¿Cómo ha evolucionado la estrategia de responsabilidad social en tu organización estos años hasta la actualidad y cuáles son las principales líneas de actuación que lleváis a cabo?

Una acción de la que nos sentimos especialmente orgullosos es que creamos un sistema para poder auditar ISO 26000. Montamos un modelo y hoy se están haciendo auditorias de ISO 26000 en diferentes organizaciones y por ahí fue donde nosotros empezamos a introducir nuevas opciones en el mercado. También de la mano de IMQ, que es una certificadora italiana con quien nos aliamos para hacer este modelo de certificación, como sabeis la ISO 26000 no es certificable, pero si es auditable por tercera parte. Estamos ayudando a las empresas es en la medición de indicadores, en plataformas donde se hace benchmarking y donde otras organizaciones pueden ver cómo es el performance de estas empresas y ganar en competitividad.

¿Puedes poner algún ejemplo o alguna buena práctica de tu organización en estos temas?

Estamos ayudando a algunas empresas en la plataforma Ecovadis, que es una plataforma de benchmarking, a hacer todo el despliegue de indicadores de sostenibilidad. Hay empresas clientes de mi propio cliente, que se lo pide como tercera parte, como puede ser Coca Cola, Repsol… Las grandes empresas toman decisiones en base a esta información, porque obviamente reducen riesgos en la cadena de suministro.

¿Qué papel tiene la comunicación de la responsabilidad social en Soandex y qué destacarías de la misma?

Nosotros también ayudamos a muchas empresas a hacer los informes de sostenibilidad y de progreso de Pacto Mundial y de Naciones Unidas; Incluso somos prescriptores de este tipo de organizaciones en empresas que tienen que dar todavía ese paso de la comunicación que suele ser, además, el paso final o el último que dar.

Muchas empresas tienen algunas implementaciones ya hechas de responsabilidad social que, incluso, están relacionadas con la calidad, medio ambiente, con la conciliación… lo tienen un poco como salteado. Nosotros lo que hacemos es reorganizar todo lo que se pueda aprovechar, implementar lo que aún falta y luego trasladarlo y hacerles consientes de la importancia de la comunicación. Ya sea vía memoria de sostenibilidad o informe de progreso de Pacto Mundial.

¿Cuáles crees que son las principales ventajas y beneficios de apostar por la responsabilidad social?

Para una empresa es ganar competitividad. Este, además, es un reto pendiente, ya que hay muchas empresas que no lo entienden como algo estratégico, pero es evidente que, si uno está en el mercado y tener que ser observado por otras empresas más grandes y que, además, forman parte de tu negocio, la responsabilidad social es un medio excelente de mostrar cómo se reducen los riesgos de trabajar con determinadas compañías porque controlan. El hecho de haber implementado la responsabilidad social significa que se han hecho análisis estratégicos y se han tomado decisiones que minimizan el impacto en el medio ambiente o los riesgos sociales, laborales,etc. Esa sería la principal ventaja.

Y, evidentemente, en el sector público y las administraciones públicas que van por detrás, incluso, de las empresas, la ventaja sería dar ejemplo de responsabilidad para que las organizaciones puedan sentir que tienen ese aval de la administración pública.

¿Cuáles son los errores que se siguen cometiendo actualmente en torno a la responsabilidad social y cómo se pueden subsanar?

Yo no sé si lo llamaría error; obviamente, todos nos equivocamos en un momento determinado, pero yo creo que quizá el reto, más que el error, es que las organizaciones, sobre todo a nivel de liderazgo, entiendan la responsabilidad social como algo estratégico. Sé que es cuestión de tiempo, se hace mucha difusión sobre el asunto, hay mucho escrito sobre este tema, pero yo me sigo encontrando con directores generales y líderes de organizaciones relativamente grandes que creen la responsabilidad social es ayudar al pobre o hacer un programa de voluntariado. Todavía no está interiorizado como gestión de indicadores y como algo estratégico que sirve incluso para reducir costes y ganar competitividad.

Aún se oye a determinadas personas o en algunos foros que las empresas hacen responsabilidad social por cosmética, por el conocido como greenwashing. ¿Qué piensas de esto y cómo se puede revertir la situación?

Yo creo que se ha hecho, algunas organizaciones lo han podido estar haciendo porque era una moda, sobre todo asociada a la memoria de sostenibilidad que básicamente era como un cuaderno de marketing. Con algunos líderes sí que lo he comentado, y están en su derecho de hacer un documento de 50 páginas lleno de marketing, imágenes y contar un relato para sus clientes y en eso no hay ningún inconveniente. El inconveniente es que llamen memoria de sostenibilidad a algo que realmente no lo es.

Yo creo que ha sido muy visible en algunos casos, porque luego la realidad ha mostrado que lo que esa compañía estaba diciendo no era cierto. Los riesgos no estaban bien valorados, ha habido problemas y me da la impresión de que a nivel de costes tiene más peligro que ventajas. Creo que las empresas tienden a no hacerlo, porque se está empezando a entender, de manera más efectiva, qué es exactamente la responsabilidad social y la sostenibilidad.

¿Cómo fomentáis la organización la comunicación y el diálogo con los grupos de interés, cómo lo lleváis a cabo y cuáles son las principales buenas prácticas que destacarías?

Nosotros tenemos entre nuestras alianzas dos universidades: el grupo de investigación que se llama SoGRes de Universitat Jaume I en Castellón y también tenemos la alianza con la Universidad Politécnica de Madrid. Otra alianza bastante fuerte la tenemos con Corporate Excelence. En este ámbito de alianzas, tenemos desarrollado un modelo específico de diálogo con los grupos de interés que se llama MODE, significa Modelo de Diálogo Eficiente con los grupos de interés. También hay publicaciones en revistas académicas sobre este modelo y existe un cuaderno técnico, que se puede consultar en Corporate Excelence. Es un modelo que es una variante del tradicional estudio Delphi, con encuestas, entrevistas y grupos focales, pero le aplicamos un modelo econométrico. Estamos realizando el análisis de materialidad con Alcampo, y nosotros trabajamos con una plataforma SAS, un software en la nube, y estamos manejando medio millón de datos. Hemos consultado a doscientos mil clientes de tiendas, aproximadamente veinte mil empleados y cinco mil empresas proveedoras. Este es el volumen de datos que estamos manejado y del cual se derivan alrededor quinientas mil respuestas que es con lo que estamos realizando el análisis de materialidad. Con ese volumen tan significativo de datos sacamos conclusiones muy acertadas.

¿Cuáles son, en tu opinión, los retos y desafíos de la responsabilidad social en nuestro país?

Yo creo que las empresas lo están haciendo cada vez mejor. Se están extendidendo de manera significativa las plataformas de benchmarking que las grandes compañías utilizan para minimizar sus riesgos como análisis o evaluación de proveedores o posibles alianzas. Creo que como reto sigue estando la implementación en el sector público y en las administraciones, posiblemente sea más difícil dentro de una administración pública llevarlo a cabo por la toma de decisiones, presupuestos o por este tipo de cuestiones, pero es ahí por donde deberíamos avanzar. Cuando hablo de la administración pública no estoy hablando del Ministerio de Educación, solamente, estoy hablando, por ejemplo, de hospitales públicos; es decir, un hospital es una gran fábrica de salud pero, entre sus retos, por ejemplo, estaría minimizar el impacto ambiental, las emisiones o aumentar la accesibilidad. Y este es solo un ejemplo extensible a todo tipo de organizaciones públicas.

Ya para terminar, ¿Cuáles son los retos de esto en Soandex en estas materias y cómo los vais a llevar a cabo?

Nosotros vamos a continuar trabajando fundamentalmente con el análisis de indicadores. Soandex es un acrónimo de la empresa que fundamos en el año 2007 precisamente, que es Sostenibilidad y Excelencia Consulting, y la semana pasada fundamos otra empresa que se llama Soandex ASG. Entonces, aquí ya tenemos un poco el indicativo de a donde vamos a los indicadores ASG. Y con ayuda de la tecnología, de ese software que tenemos, básicamente nuestro reto va a ir a esa dirección. Es decir, en entender la responsabilidad social y la sostenibilidad como la gestión de indicadores dentro de las organizaciones para ayudarles en su cometido, no solo de minimizar los impactos sociales y medioambientales, sino de hacerlas más competitivas y visibles desde la perspectiva de menos riesgo para que otras entidades puedan tomar decisiones sobre eso.

Escucha aquí la entrevista completa con el protagonista:

Comparte
Corresponsables
Corresponsables
Periodista en Corresponsables

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.