ODS8. Allianz Partners publica una guía para un uso digital sostenible y responsable

adicción medicamentos
Los farmacéuticos ponen en marcha una campaña para prevenir la falta de adherencia a los tratamientos en pacientes con ansiedad o depresión
17 enero, 2022
ecommerce
La sostenibilidad aumenta su volumen de búsquedas en internet en un 342%
27 enero, 2022
Guia_Digital_Sostenible_2022 (1)

A propósito de su compromiso de sostenibilidad y respeto al entorno, Allianz Partners lanza ‘Buenas prácticas para un uso digital sostenible’, una guía con claves sobre el correcto empleo de las herramientas digitales y así evitar sus consecuencias negativas para el medio ambiente

Acciones cotidianas como adjuntar un archivo o una foto para subirla a la nube, enviar un  e-mail a un compañero de trabajo, o realizar una simple búsqueda en Google, generan emisiones de CO2 que pueden ser perjudícales para nuestro planeta, sobre todo cuando esas acciones se realizan de forma indiscriminada.

Allianz Partners ha elaborado una guía sobre buenas prácticas en el entorno digital para reducir nuestro impacto negativo en el medio ambiente y garantizar la seguridad en el ciberespacio. Concretamente, la guía ‘Buenas prácticas para un uso digital sostenible’ aborda cuestiones que pocos creerían como perjudiciales para nuestro planeta, especialmente, teniendo en cuenta que con el transcurso del tiempo, la digitalización ha pasado a ser parte fundamental de nuestro día a día.

Este documento fue elaborado con el objetivo de facilitar información sobre el correcto uso de las herramientas tecnológicas a los colaboradores de Allianz Partners, abriendo su acceso a cualquier persona que se desenvuelva en un entorno digital, ya que se trata de información y contenido de interés para todos los hogares y usuarios digitales.

La claves de la guía digital sostenible de Allianz Partners

  • Asegurar mi entorno: El documento “Buenas prácticas para el uso digital sostenible”, establece que la ciberseguridad es lo primero. Cambiar constantemente nuestras contraseñas, actualizar el navegador web con regularidad, evitar el uso de “wifi gratuitas” y por supuesto, mantener secretas las bases de datos -por ejemplo, las de clientes o socios-, es fundamental para tener el control sobre la información digital que manejamos.
  • Navegar en Internet con responsabilidad: Una búsqueda web equivale a 7g de Co2. Es necesario evitar las búsquedas repetidas, sobre todo si son de ‘sitios’ a los que acudimos regularmente. Hacer uso de las ‘listas de favoritos’ y cerrar las pestañas de nuestro navegador, cuando no estamos haciendo uso de una web determinada, son acciones eficientes para un correcto uso digital.
  • Hacer que los documentos sean accesibles: Utilizar herramientas de accesibilidad digital para personas con discapacidad en nuestros documentos, facilitarán su uso. Dar un título que resuma el contenido del documento, disminuye la necesidad de descargarlo para saber si es lo que el usuario necesita. Esto optimiza tiempo y recursos.
  • Aligerar los correos electrónicos y la mensajería: Un email equivale a una bombilla encendida durante 24 horas. Enviar correos electrónicos innecesariamente, no solo supone acumular información en una bandeja digital, sino que significa consumir energía en vano. La guía digital de Allianz Partners recomienda, entre otras cosas, hacer uso de chats cuando un email no sea necesario, y cuando lo sea, hacer uso de listas de destinatarios habituales y confirmar que la información y los datos adjuntos sean los correctos.
  • Optimizar la impresión: Una impresión en una hoja tamaño A4 equivale a 10.22 g de Co2. Así que la digitalización en este caso es imprescindible. Para optimizar las impresiones, la guía recomienda el uso de papel reciclado, además de utilizar eficientemente las hojas, imprimiéndolas por ambas caras y, por supuesto, solo hacer impresiones cuando sean realmente necesarias.
  • Reducir el consumo de energía: Un ‘router’ puede consumir  entre 150 y 300 kWh / año. Allianz Partners recomienda apagar nuestros equipos cuando no los estemos usando, activar la wifi siempre que sea posible, en vez de nuestros datos móviles, y desactivar las “subidas automáticas a la nube”. Estas y otras medidas optimizan el consumo de energía, que no solo es beneficioso para nuestro planeta, también lo es para nuestra economía.
  • Evitar la creación de desechos electrónicos: Son necesarios 600 kg de materia prima para fabricar un solo ordenador. Esta guía recomienda consumir de forma más responsable. Cuando se deba adquirir productos electrónicos nuevos, es necesario tomarse el tiempo para evaluar su durabilidad y, así evitar que nuestra nueva herramienta se convierta en “basura” en poco tiempo.
  • Almacenar de forma responsable: Los centros de datos representan el 1% del consumo mundial de electricidad. El uso de carpetas compartidas es la clave para evitar almacenar repetidamente un mismo documento.

Estas son algunas de las claves de una guía pensada para ser usada por cualquiera. Allianz Partners tiene como objetivo facilitar la vida de las personas, y para ello es necesario evolucionar, asumiendo que somos responsables con nuestro entorno y de nuestra seguridad.

Comparte
ObservaRSE
ObservaRSE
Administrador del sitio sobre el Observatorio de Comunicación Corresponsable

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.